sábado, 13 de diciembre de 2014

Problemas


Los problemas surgen como los peces abisales, de la nada, feos, de todos los tamaños, y son impredecibles. Los problemas son de distinta digestión dependiendo de su naturaleza. La cartografía de los problemas es un mapa irresoluble. No se detectan en los análisis de sangre pero, sin embargo, sí dejan rastro en los balances de contabilidad. 
Los problemas forman parte del paisaje. Son incógnitas. Dilemas. Nos enfrentan a nuestros miedos y echan un pulso continuo a nuestras capacidades. Son juguetones, provocadores, puñeteros, y cuando los conseguimos difuminar, empequeñecer, y dominar, pasan a ser historia, y luego olvido, y después nada.
No hay mal que cien años dure, si bien es cierto que no hay cuerpo que lo resista. Los problemas son la clave de la evolución. Benditos problemas. Ante los grandes problemas surgen las grandes personas.
La vida es un problema desde el comienzo hasta el final. Nuestra vida accidental y accidentada es un problema en sí misma. 
Los problemas son la sombra que nos persigue con ánimo de arrojarse contra nosotros a la primera de cambio.
Yo vivo feliz entre montañas de problemas porque eso me recuerda que soy humano, normal, y como otro cualquiera.  
El mundo tiene problemas, los países tienen problemas, las empresas tienen problemas, las personas tenemos problemas. El miedo, la apatía, y el conformismo, son tres de sus principales aliados.
Lo único que nos diferencia a unos y otros es, precisamente, la capacidad de enfrentarnos a ellos. 
La vida es todo aquello que nos acontece durante la búsqueda de soluciones entre problema y problema. Nada más y nada menos.

6 comentarios:

  1. Si a la resolución de un problema le añades que lo que tu propones no suele coincidir con lo que Dios dispone, hay días de la vida que cuesta trabajito vivirlos, pero bueno también hay que decir que si al final del día has conseguido resolver el rompecabezas la sensación que experimentas es genial. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, Conchy, eso es lo que lo complica: el azar, o llámalo Dios, la cuestión es que para la resolución de los problemas, en ocasiones, intervienen factores que no podemos controlar ni predecir. Bonita reflexión.

      Eliminar
  2. Hoy para mi los problemas son como una inmenso tatuaje colocado sobre la piel, es una marca casi de nacimiento un lunar en mala parte y que la única forma de quitarlo sin despellejarte, sin desangrarte es el día que mueras, el día que desaparezcas, y se supone que los problemas son solo eso problemas y que hay que solucionarlos? vaya lio tío. Hoy los problemas para mi son mas que problemas son casi, casi una marca de nacimiento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Katherine, llegados a esa situación de angustia con un problema, o con muchos problemas que al final se pueden derivar del principal, tan sólo cabe una toma de decisiones. Muchas veces la angustia y la ansiedad nos aparecen como señal inequívoca de que necesitamos un cambio. Saludos

      Eliminar
    2. Tienes la absoluta razón los problemas en la vida son como sanguijuelas que te sacan toda tu energía y te van secando por dentro, es hora de dar un puntazo final es hora de definir lo que por años logro hacer que perdiera mi equilibrio, serán los tres días mas intensos pero definitivos de mi vida............gracias José.

      Eliminar
  3. Problemas , problemas y mas problema ,son tan necesarios que cuando no los tenemos los buscamos

    ResponderEliminar