miércoles, 1 de agosto de 2018

Doce de copas


¡Aleluya! Por fin alguien me va a ayudar. Lo sé. Lo creo. Lo venía intuyendo desde hacía algún tiempo. La prueba irrefutable la he encontrado esta mañana cuando he salido a caminar. Para los que no sean nativos de la España profunda de la que yo soy, les aclararé que en nuestro país somos muy dados a jugar a las cartas —y más aún en verano—, por lo que no se puede considerar como un hallazgo tan surrealista el hecho de haberme tropezado, en plena calle, con una carta rodando por el suelo. 
Mi familia siempre ha sido mucho de cartas. Bueno, en realidad de cartas, de parchís, de dominó, y de bingo. El juego, en nuestro caso, siempre actuó como aglutinante familiar. Lo malo fue que esa afición al juego traspasó las barreras de lo doméstico hasta llegar, de puertas afuera, a lo patológico. 
Pero a lo que iba. Está mañana he encontrado, bocabajo y en plena calle, a todo un rey de copas, cosa que, rápidamente, y tras la luna de sangre vivida días atrás, he interpretado como un  mensaje evidente del más allá. 
Después de comprobar que ningún vecino me observaba, raudo, me he agachado, he cogido el naipe como quién se encuentra un billete de cincuenta euros en el suelo, y me lo he metido en el bolsillo trasero del pantalón como el que se quita avispas del culo. Automáticamente, y sin dejar que mi suerte se retrasara ni un minuto más, he mirado en el oráculo de Google el significado que otorga el tarot a esta carta y, para mi asombro, la carta dice que alguien muy importante me va a ayudar. ¡Pardiez! ¿Y será verdad que por fin va a cambiar mi suerte? ¿Qué personaje tan importante podría estar en estos mismísimos instantes en el que yo les escribo esta parrafada, o usted me lee, pensando en echarme un cable?
Y yo que nunca fui de copas…

16 comentarios:

  1. Yo te ayudaría encantado, pero no doy la talla de personaje importante.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Si necesitas ayuda, pídemela.
    Salu2.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola alomejor viene el rey y te hecha una mano , ya que ssegún dicen no se va de vacas a mallorca , sí pasa por allí , aprovecha y pídele ayuda .
      Besos de flor .

      Eliminar
  3. No sé quién te va a ayudar pero siendo un rey de copas, vendrá de parte de un ebrio. Así que atento al consejo de algún borrachín jaja
    Te dejo un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Pues Enhorabuena!!!
    Aprovecha la suerte gratuita que te van a dar jejeje

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bendita sea tu suerte! si te puedo ayudar ya lo sabes, saludos.

    ResponderEliminar
  6. Que sea muy buena señal ese halLazgo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Hay veces que la suerte nos guiña el ojo

    ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Muy buena suerte significará esa carta. :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Bueno no son 50 euros, pero puede que te de suerte en algo que ni te imaginas, la fé obra milagros.
    Y eso de no ser de copas...
    Alguna vez hay que serlo y tomar una copita de buen vino.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  10. Hola Jose,cuidao que no siempre los personajes van con buenas intenciones, a ver si es verdad y te da suerte:).
    Si no te molesta te sigo.

    Besos.

    PD. Soy de un pueblecito de Cuenca que se llama igual que tu segundo apellido, y el primero es igual que el mio:)

    ResponderEliminar
  11. Qué te acompañe la suerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. "...para explorar otras opciones..."

    ¿Habrán empezado ya? jajjajaja...

    Abrazo José

    ResponderEliminar
  13. ¿Te ayudará con las copas?
    ¿Las cartas tienen significado más allá del palo y el número?
    Quién diría cosas semejante.
    Sólo falta que a alguien se le ocurra que la ubicación de las constelaciones al momento de nuestro nacimiento determina nuestro destino...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar