viernes, 18 de noviembre de 2016

La Capillita


-¡Doctor, doctor!
-Dígame.
-Me muerooo.
-¡Genial!
-¿Por qué, doctor?
-Porque ando hasta arriba de trabajo y muy estresado.
-¿Y no me va a echar usted una manita?
-No, si usted se muere no necesita un doctor, necesita un sepulturero.
-Pero es que no quiero morirme, doctor.
-Ah, eso ya es otro cantar. A ver, dígame qué siente...
-Asco, angustia, ansiedad...todo eso.
-¿Lee usted la prensa?
-A diario.
-¿Qué diario?
-Todos.
-¿De derechas y de izquierdas?
-¡Y de centro!
-¿Dónde queda el centro?
-En la Gran Vía o por ahí. Yo qué sé.
-¿Suele usted ir mucho al centro?
-A comprar libros, y eso...
-¿Y qué lee?
-De todo.
-Deje usted de leer tanto y haga deporte.
-¿Qué tipo de deporte?
-Haga el amor, por ejemplo.
-¿Dónde queda la federación, para ir a inscribirme?
-En el Club La Capillita, tiene luces de colores y está a la salida del pueblo.
-Pero si estamos aquí.
-Joder. ¿Y qué hora es?
-Son las siete y media de la tarde.
-Pues vamos que tengo que operar a un paciente...
-Pero si se ha tomado usted cuatro cubalibres, doctor.
-Claro, faltaría más. 
-Pobre del que vaya usted a operar.
-Venga, Manolo, que es una operación de vesícula de nada.
-Pero yo no quiero operarme, quiero morirme.
-Macho, a ti no hay quién te entienda. Entonces: ¿te opero o no te opero?
-Mejor entramos con la Juani y me operas mañana.
-Mañana tengo la agenda al completo.
-Pues al otro, que más da. Mis piedras pueden esperar.
-¿Y la Juani, no puede esperar?
-No, la Juani es muy temperamental y muy impaciente.
-Y tú eres muy mal paciente.
-Pues paciencia, doctor, paciencia...La paciencia es la madre de la ciencia.
-Lo mismo que tu elocuencia... ¡Ah! Y mañana no me vayas a buscar a la clínica que siempre me traes a lugares de perversión.
-Ya nunca más, doctor. A partir de mañana nos portaremos como Dios manda, se lo prometo.

13 comentarios:

  1. Es lo que se suele decir cuando se tiene cargo de consciencia, una vez y no más.

    ResponderEliminar
  2. Y en tres días todo comenzará a ser igual... a todos nos pasa

    Muy bueno.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Vale, a partir de mañana je, je. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Lo tuyo son los diálogos y no pierdo la atención...
    Me han dicho que por ahi estaba también Manolita y perenganita además de sobre todo fulanita...jajajaja...es que no falta ninguna.

    ResponderEliminar
  5. Vaya par de cachondos. Y la Juani esperando, con la poca paciencia que tiene.
    Muy gracioso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Realmente genial!!.

    Un abrazo. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que mejor visitan al psicólogo o al psiquiatra...

    ResponderEliminar
  8. Jaja mandalos al manicomio!!!! =)))

    PD: búscate en mi entrada de hoy!

    Saludines ;)

    ResponderEliminar
  9. Genial el relato de los personajes, dignos de cualquier comedia italiana.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Me muero la risa, con permiso del doctor, que suelen decir que la risa es beneficiosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. jajajajajaja, buena forma de empezar mi día con risas, gracias.

    Saludos en Miercoles.

    ResponderEliminar
  12. Me parece muy bien a partir de mañana nos portamos como Dios manda.que par de locos los de esta historia... no serian locos de manicomio los de tu historia?

    ResponderEliminar