domingo, 25 de diciembre de 2016

¡Concon!


A mi hija Ana María le encanta que le dibuje caracoles. Ella les llama "Concon", pronunciando las ces de una manera muy gutural de tal manera que parecen ges. Los caracoles son unos seres muy curiosos. A ella le llaman la atención y a mi también. Comparten con las tortugas la obligación de llevar su casa a cuestas. Las unas reptiles y los otros moluscos, los dos arrastran su cuerpo lentamente con notables diferencias, pero con ciertas similitudes. 
Las personas somos todo lo contrario. Todos tenemos notables similitudes, pero, sin embargo, nos pasamos toda la vida tratando de agudizar nuestras diferencias.
Yo trato de enseñar a mi hija los sonidos de los animales, pero me mira con cara de tristeza cuando le digo que los caracoles son mudos, o al menos, en mi ignorancia de vendedor de champúes, eso pienso yo.
Yo trato de inculcar a mi hija que todos los animales son iguales; que todos, pese a sus diferencias anatómicas, tienen su belleza y su importancia. Los niños, necesitan mucha educación, y no mensajes confusos de buenos ni malos, ni feos ni guapos, necesitan mensajes de igualdad, de amor, y de solidaridad con todo y con todos.
Educar a nuestros hijos en el respeto y en la tolerancia es el mejor regalo que le podemos ofrecer. Curiosamente, entre todos los juguetes que tiene, ella le da un enorme valor a nuestra pequeña libreta de dibujos. Tal vez por que, pese a sus escasos quince meses de vida, se da cuenta de que la estamos creando entre los dos y es el único juguete verdaderamente nuestro.

6 comentarios:

  1. Ana María, tiene toda la razón al mirarte triste, cuando le dices que son mudos. Lo que pasa es que su voz es muy tan delgadita y bajita, pero si pones toda tu atención, escucharás: phiufcgiski, pim witstfoghi. ¿Ya lo escuchaste?,
    Besitos para Ana María.

    ResponderEliminar
  2. Esa libreta de dibujos siempre será algo muy especial para tu hija y la tendrá guardada en su corazón.

    Un abrazo. Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  3. Esta es la base de todo. Tus enseñanzas serán el comienzo de su personalidad futura, porque todo ese amor que aprende será la semilla de todo lo hermoso que germirará con los años.

    Besos y feliz año nuevo

    ResponderEliminar
  4. Totalmente de acuerdo.
    Otra cosa, Pepe, se yo de muy buena tinta que de animales entiende un rato.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Buen camino, buena educación, buenas ideas.
    Salu2, Jfb.

    ResponderEliminar
  6. talvéz Ana María te mire con tristeza por que ha de pensar que comienzas a perder el oido...

    ResponderEliminar