domingo, 11 de marzo de 2018

Oda a mis hijas



El planeta que es mi vida tiene dos lunas. 
Tengo dos hijas.
La vida me ha regalado dos hijas.
Dos joyas. Dos flores. Dos futuros.
¿Qué tan bueno habré hecho yo para merecer algo tan grandioso?
Yolanda, veintidós años, pura inquietud. Pura sensibilidad. Pura belleza que se abre a la vida y al amor.
Ana María, dos años, pequeña locura. Con un carácter tan fuerte que no le cabe en su diminuto cuerpo. Con una sonrisa tan hermosa y conquistadora que me cura y me salva tan sólo con mirarla. 
Hijas: ¿Qué tan bueno habré hecho yo para merecer algo tan hermoso como vosotras?
Mis dos hijas me dan la vida. Me hacen grande. Me dan todo tan sólo con su existencia. Tan sólo con sus miradas. 
Tan sólo dos hijas y me siento el hombre más afortunado del mundo. Tan sólo dos hijas y, por fin, a través de algo tan hermoso, mi interminable lucha ha encontrado el sentido.


16 comentarios:

  1. Dos tesoros como para no estar feliz, Disfruta de ellas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Tan solo dos hijas, pero nada menos que dos hijas. No me extraña que se te caiga la baba con esos dos soles.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Enhorabuena por tus preciosas hijas.
    Comprendo tu felicidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me recordé de la canción "Ojo de la tormenta", de Soda Stereo. También dedicada a los hijos. En este caso hijo.

    ResponderEliminar
  6. En esta vida lo he hecho todo menos casarme o tener hijos. Con casi 50 que tengo lo veo difícil y creo que aun podiendo todavía es algo que no sucederá. Tienes unas hijas preciosas.

    ResponderEliminar
  7. Son muy afortunadas de tenerte como padre.
    Muy bonitas las dos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Son muy lindas las dos. Felicidades y besitos.

    ResponderEliminar
  9. Da gusto leer esto. Enhorabuena por las palabras y las hijas :)

    ResponderEliminar
  10. Felicidades! Por las hijas y por el medio siglo...Es que, si no hice mal las cuentas, ya pasaron las 4 siestas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  11. a veces, la vida es BELLA! tus hijas, -ya llegará el momento- que empiecen a criticar,ser indomables,rebeldes, aún cuando,no se las educara así...es el UNIVERSO DE LA JUVENTUD, que existe hoy,como único valor, y en verdad...debería re pensarse todo! no HAY tiempo!
    lidia-la escriba- gracias por comentar en mi blog
    www.nuncajamashablamos.blogspot.com.ar

    ResponderEliminar
  12. Amigo, los hijos nos dan la razón de la existencia. Hermosos retoños. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  13. Ay que bonito, sois afortunados de tanto amor compartido. Felicidades !!


    Besos

    ResponderEliminar
  14. ¡Disfrútalas! ¡Seguro que ellas disfrutarán de un padre tan majete como tú!

    ResponderEliminar
  15. Bellísimas tus hijas, seguro que eres un padre muy cercano y apañador con ellas. Nada como unas hermosas niñas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. te felicito, ¡Son hermosas! que siempre estén protegidas y pletóricas de bendiciones.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar