jueves, 22 de septiembre de 2016

El anciano leñador


Hace algún tiempo, le preguntaron a un anciano y famoso leñador, que estaba celebrando su fiesta de jubilación, que cuántos árboles había talado en su vida, a lo que el hombre, no sabiendo muy bien qué contestar, exclamó: ¡miles!. Y el mismo curioso, queriendo saber más, ante las atentas miradas de los allí congregados, le preguntó: ¿y recordaría usted alguno que especialmente le fuera muy difícil de derribar? A lo que el anciano leñador respondió: claro, eso sí que nunca se olvida, sin temor a equivocarme, "el más difícil de todos fue el primero".

28 comentarios:

  1. Realmente así es en todo,los primeros pasos,las primeras palabras,el primer problema,dicen que lo mas difícil es quitarse los miedos, ya después de eso somos capaz de derribar cualquier cosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quitarse los miedos, sacarlos afuera, pintarse la cara color esperanza, mirar al futuro con el corazón...Saludos.

      Eliminar
  2. El inicio de todo es inolvidable. Lo primero nunca se olvida.

    Besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La memoria, la memoria, dichosa memoria...Saludos.

      Eliminar
  3. El primero siempre marca y como dicen los abuelos, comer y andar, todo es empezar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conocía ese refrán de otro modo. comer y rascar, todo es empezar. Saludos.

      Eliminar
  4. Era el único para el que le faltaba experiencia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Siempre el primero será el más difícil.... casi en todo, no?

    Saludos y buen fin de semana =)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo el primer relato que escribí....mejor ni lo recuerdo. Saludos.

      Eliminar
  6. Lo primero de todo es inolvidable, sea bueno, o sea malo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, en ambos sentidos, Mario. Lo nuevo siempre nos supone un esfuerzo extra que no siempre estamos dispuestos a asumir. Y por eso esperamos, y esperamos, y esperamos. Saludos.

      Eliminar
  7. Qué cierto es y es que lo primero nunca se olvida tal vez por ser lo más difícil .

    Me encanto tu entrada.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Por qué todo lo nuevo y lo desconocido nos provoca siempre tanta atracción?

      Eliminar
  8. Gran verdad,
    Nunca se olvida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El primer árbol, el primer amor, el primer libro, el primer desengaño...¿cuántas cosas estrenamos en la vida?

      Eliminar
  9. Muy cierto...Cuantas veces fueron para mi la primera vez y no se olvidó...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para lo bueno y para lo malo, no somos capaces de olvidar nada...Saludos

      Eliminar
  10. Por aquel entonces aún sentía el dolor del bosque
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero, el viejo y sabio leñador, por cada árbol que talaba tres plantaba. Por eso legó el bosque a sus descendientes tal y como él lo heredó. Saludos.

      Eliminar
  11. Breve pero interesante relato.
    Todo tiene una primera vez y esa primera vez siempre permanece en la memoria.

    Feliz domingo

    Fina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Indeleble, como si se hubiese grabado a fuego. Saludos.

      Eliminar
  12. Lo más difícil es empezar... Aunque te diré, hay quienes todo comienzan y dejan a mitad las cosas. Y empiezan otra. Pero con el leñador, fue adquiriendo más pericia a cada tronco.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coitus interruptus. Sara. O catagüisaos....Saludos

      Eliminar