domingo, 26 de noviembre de 2017

Maleta a medio hacer


Les escribo a medias de todo. A medias de desayunar. A medias de hacer mi equipaje. A medias de leer un libro de Ray Loriga. A medias de escuchar un viejo bolero de los Panchos cantado por no sé quién. A medias de escribir este relato. A medias de curarme de mi enfermedad o quién sabe si de volver a enfermar. En el punto medio de todo y de nada. En ese punto indeterminado en el que uno no sabe si va hacia adelante o hacia atrás. Pero, no sin cierta incertidumbre, intuyo que estoy a medias.
El invierno está por entrar. Las lluvias están por venir. Mi nuevo libro ya huele a imprenta. En algún hangar, oscuro y húmedo, ya ajustan los tornillos de un viejo avión que mañana me llevará a Kutaisi. El Mar Negro me espera tan negro como siempre, o tal vez más negro que nunca. A medias de acabar con este año de medianías, ando enzarzado preparando el próximo. Las periodos no dejan de ser una eterna continuidad por mucho que los acotemos con todo tipo de calendarios. La vida es tan lineal y tan efímera como un disparo. Tras el estruendo, tan sólo queda tiempo para emitir un sutil y desgarrador suspiro. Vivimos la vida a medias condenados a muerte por un disparo a bocajarro, impredecible, y siempre a destiempo. 
Pretendemos controlar el tiempo y nuestro destino; craso error. Los humanos, entre nuestras atribuciones, no fuimos dotados para esos menesteres. Somos vulgares dioses a medio cocer. Barro blandengue con infames aspiraciones marmóreas. Polvo que se cree roca. 
Como dijo Platón: "El tiempo es la imagen de la eternidad en movimiento". Tal vez por eso, yo me muevo más que los precios.

12 comentarios:

  1. Como escritor sí que no estás a medio hacer. Qué bien plasmado ese pensamiento.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. A saber que somos,
    Roble, lago y serenidad
    Aire , viento y libertad
    A medias de todo, me encanta

    ResponderEliminar
  3. Que todo lo positivo se complete en tiempo y forma, para que sigas iniciando nuevos proyectos, con el entusiasmo que se siente ver obras logradas.
    Saludo afectuoso.

    ResponderEliminar
  4. Comparto tanto contigo este relato que me siento identificada.
    Vivimos siempre a medias,siempre a medias de todo,del miedo y la ilusión,de la vida y la muerte,de la paz y la guerra internas y externas,a medio camino..
    Deseo que tu libro tenga mucho éxito y no a medias,sino entero.
    Besucos

    ResponderEliminar
  5. Lo que escribes esta por encima de la media, me ha encantado. Espero que todo te vaya muy bien. Besitos.

    ResponderEliminar
  6. Leyendote es verdad que te das cuenta que siempre o casi, estas a medias de algo, entre esto y aquello :)

    Buena frase final. Me la llevo conmigo :)

    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Buen día,a medias,José
    Creo que sé de esa sensación de estar "a medias"
    Eso sí, medias tintas para tus textos no hay.
    ¿Y cuándo será la presentación de tu nuevo libro?
    Sería fabuloso poder estar allí...
    Digo, para no quedar a medias de leerte...
    Abrazo

    ResponderEliminar
  8. No olvides que a cada paso que das, vas dejando un preterito pero la mirada en tu camino es hacia adelante y adelante, solo cabe una espera de futuro...Feliz viaje.

    ResponderEliminar
  9. ¿Y si nos morimos mañana? Nunca estuvimos a medio de nada, si no que al final de todo.
    Saludos salados.

    ResponderEliminar
  10. Estás desatado! bueno, medio destadaoooooo jejeje

    Qué todo salga bien...y completo!

    Saludos =)))

    ResponderEliminar
  11. ¡Es verdad, siempre estamos a medio hacer algo, o no lo empezamos o no lo terminamos!
    Salu2 enteros.

    ResponderEliminar