domingo, 17 de septiembre de 2017

Eterno aspirante sin aspiraciones


Estos días, pese a mis limitaciones, preparo mi tercer libro de relatos. Hasta este momento soy, como bien saben, un escritor fracasado, un escritor perdido entre sus propias letras, embalsamado en su arrogante intrusismo, ofuscado en su propia sinrazón. Mientras disfruto de ésta insignificante proeza literaria, en este blog alcanzaré las doscientas mil visitas. Tras todo esto -ya me veo más cerca del Cervantes- me siento capaz de escribir sobre cualquier cosa a pata coja, me imagino zarandeado por mis seguidoras en la Feria del Libro de Guadalajara, tirándome ellas fajas y sujetadores, como a Jesulín de Ubrique, y ellos miradas justicieras, como de marido cornudo. 
Para mi vida de escritor afamado, que se avecina, acuñaré un seudónimo rimbombante. He pensado en llamarme Mario Alcantud, o Alberto Suñer, o Salvador Amante, este último por si me meto de lleno en la novela romántica, que nunca se sabe. 
No sé aún muy bien al género al que le voy a dar duro. Me va la novela negra, las de espías no están mal, la autoayuda también mola, la histórica me ha gustado siempre pero requiere de mucho esfuerzo para documentarse a fondo, la erótica requiere de mucha onomatopeya y me pierdo mucho en la sonoridad, la romántica y la realista exige de grandes cualidades descriptivas, así que, dicho lo cual, no tengo nada claro mi continuidad en el mundo de la literatura.
Tal vez, tras este tercer libro abocado a la misma ruina que los otros dos títulos que le precedieron, me dedique a otra cosa. He pensado en refugiarme en el ajedrez o en la tranquilidad de la pesca deportiva. Eso. La pesca deportiva la veo como más relajante. Me viene a la memoria el recuerdo de un día de pesca junto a mi tío Matías. Él sacaba un mujol cada dos minutos, mientras yo saqué un puto zorro en dos horas. Ahora tendría unos cuantos años por delante para revertir esa historia que frustró mi infancia. Ni sirvo para pescar, ni sirvo para escribir, ni tengo admiradoras que me lancen sujetadores de encaje negro que son los que inundan siempre mis sueños eróticos más inconfesables.
Doscientas mil visitas y tres libros de relatos. Menudo atrevimiento el mío. 

15 comentarios:

  1. Te prefiero sin fajas y sin miradas de maridos indignados...jj.
    Mejor escribir por placer, un blogger sin anuncios, seguidores fieles y libres, de irse o quedarse y ganar dinero con otra cosa...:)

    ResponderEliminar
  2. Tú sigue, que lo haces demasiado bien.
    Vi una entrevista a Benedetti y dijo que tuvo que autopublicar sus primeros 8 libros porque nadie confiaba en su literatura. Y ahora de los más conocidos. Rius, declaró que empezó a recibir ingresos de sus historietas a partir de la número 100. Y en Mexico Rius es como patrimonio nacional, de tan famoso.
    Tú sigue, y con tu nombre que es más que bueno, aunque en la FIL, no te abrumen las desquiciados, ni te celen los demás escritores, ¡qué alivio!
    Si vas a sacar el tercero... muchas Felicidades!! Mucho mérito lograrlo y me da un gusto enorme. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
  3. Te felicito, los que escribimos mas bien por amor al arte sabenos que no es nada facil.
    Lo más importante es disfrutar de cada historia, y que las ganas de seguir siempre permanezcan

    Un abrazo y adelante !!!

    ResponderEliminar
  4. A mi me ensalma el corpus hilarante y el serio, lo que escribes, Tras de tu humor, está el ser humano y su conducta. Cuán difícil es escribir con humor, pero con un fondo de realidad. NO importan los libros, si se tienen lectores satisfechos de blog, como los que seguimos tus entradas. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  5. Por algo vendremos, sigue escribiendo sin saber a dónde te lleva. Será un buen puerto
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Con los años, además de experiencias, es bueno acumular relatos, nunca se sabe cuándo serán necesarios.

    ¿Dónde podemos conseguir los libros anteriores?

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  7. Tú sigue que el que persevera alcanza!

    ...👙!

    =))))

    ResponderEliminar
  8. Debes de seguir porque escribes muy bien.

    Te felicito.

    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  9. Lo de publicar un libro es una idea romántica imbatible, todavía hoy. Sin embargo los blogs generan algo parecido: lectores que sabes, casi en tiempo real, que te leen y, además, te dejan sus apreciaciones. Publicar un libro es bonito; publicar en internet es efectivo.

    Saludos y saludes.

    ResponderEliminar
  10. Los sueños, sueños son, menos cuando se hacen realidad. Para eso la perseverancia, tenacidad y un punto de locura, hacen falta.
    Mario Alcantud te iría bien.
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Si disfrutas escribiendo, y ello es evidente, pues sigue de cualquiera de las formas, creo que al final es lo más satisfactorio; total, la fama solamente es una opinión, un concepto que la gente tiene sobre una persona.
    Saludos, y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  12. Quien la sigue la consigue, y tú tienes madera; otros no somos capaces de trasmitir grandes cosas.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. ¿Y te parece poco? pero si está genial, y sigue así, verás como conseguirás llegar muy lejos, amigo jbmurcia, doscientas mil visitas y tres libros de relatos, todo un éxito, muchas felicidades por ello.

    Yo escribo por puro placer, esa es mi única ambición, disfrutar escribiendo, sin llegar a ningún sitio, pero cada cual es un mundo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Eres un buen escritor, escribe con sentimiento…Éxitos con tu libro!!

    ResponderEliminar